Piñatas mexicanas, símbolo de fe y alegría

2016-12-05Luis Barrera López

Se originaron en China hace muchos siglos, pero llegaron a México y se convirtieron en parte de la Navidad.

Para nosotros son parte importante de las celebraciones y una tradición muy común en las posadas navideñas, al grado que en otros países se cree que las piñatas son un ícono de la cultura popular mexicana, pero ¿cómo es que surgieron?

Te presentamos algunos datos interesantes que pocos saben sobre las piñatas:

Realmente se originaron en el Lejano Oriente. Los chinos las utilizaban para celebrar la llegada de su año nuevo en la primavera y tenían formas de coloridos animales.

El explorador italiano Marco Polo fue quien las llevó a Europa en el siglo XIII, donde por mucho tiempo sirvieron para las celebraciones de la Pascua.

Para 1600 los colonizadores españoles trajeron esa costumbre a América. En la Nueva España tuvieron gran aceptación y fueron enriquecidas por la inventiva de los habitantes nativos.

Fueron los sacerdotes católicos quienes las introdujeron a los festejos de Navidad como una de tantas formas atractivas de evangelización. Así la piñata tomó un significado religioso, al representar las tentaciones del mal que eran destruidas por la fe cristiana.

Las piñatas tradicionales para las posadas se hacen con grandes ollas de barro, cartón, papel de colores brillantes y engrudo. En Nuevo Laredo se hacen con estructuras de carrizo, planta que es muy común en las vegas del Río Bravo.

Aunque actualmente hacen algunas en forma de estrella de cinco picos, la piñata original para posada debe tener siete. Cada punta representa a uno de los siete pecados capitales: la avaricia, la gula, la envidia, la pereza, la ira, la lujuria y la soberbia.

Los colores vivaces y la forma atractiva de la piñata simbolizan las tentaciones, mientras que el palo con que se rompe es la fuerza de la virtud cristiana que puede tener la capacidad de acabar con lo maligno.

Los ojos vendados de quien pasa a pegarle a la piñata representa la fe cristiana, que debe ser ciega, y los frutos y dulces que caen cuando se rompe son como la gracia divina que hay en recompensa.

Mantente informad@ con lo más actual en nuestras redes sociales, dale ME GUSTA en Facebook o síguenos en TWITTER.

Mas Vistas de Hoy

¿Te gustaría ser parte de nuestra próxima edición?

Una revista que forma parte de la vida social de los dos Laredos. Abordando temas de interés para las familias y la comunidad que tiene una vida social activa.

NUEVO LAREDO
(867) 711.9974
LAREDO, TX
(956) 712.9801

ÚNETE A NUESTRO MAIL CLUB

¡Recibe actualizaciones en tu correo!

SUSCRIBETE A LA REVISTA

Recibe nuestras ediciones cada mes!

Haz Click Aqui!