No es la sal ni el azúcar : éste es el peor veneno blanco que consumimos a diario.

2016-06-20Rebanando.com

El glutamato monosódico o GMS es un potenciador del sabor que se usa en las comidas asiáticas y en alimentos procesados. También  conocido como "umami”,  es uno de los cinco sabores básicos reconocidos por la cocina asiática, junto con el  sabor amargo, dulce, ácido y salado, y representa algo sabroso, que induce a la salivación, estimula la garganta, el paladar, y la parte posterior de la boca. 

Diversos estudios han demostrado que el GMS puede acarrear problemas de salud en el corto y en el largo plazo.

¿Qué es el GMS?

El GMS es un aditivo que mejora el sabor de algunos alimentos procesados. Hace que las carnes procesadas y la comida congelada tenga un sabor más fresco, que los aderezos tengan un mejor sabor y le quita el sabor metálico a los alimentos enlatados.

En términos químicos el GMS contiene un 78% de ácido glutámico libre, 21% de sodio y hasta 1% de contaminantes.

Básicamente, GMS “engaña” a nuestro cuerpo haciéndonos creer que la comida sabe mejor, y que es más sana y más rica en nutrientes. 

¿Por qué debemos evitar consumir GMS?

Diversos estudios han demostrado que el GMS podría estar asociado a  dolores de cabeza, migrañas, espasmos musculares, nausea, alergias, anafilaxis, ataques epilépticos, depresión e irregularidades cardíacas, si se consume en exceso. Ya que es una neurotoxina, a largo plazo podría dañar el sistema nervioso y sobre-estimular  las neuronas llevándolas a un estado de agotamiento.  Asimismo, consumir alimentos con GMS hace que los niveles de glutamato en la sangre sean más altos de lo aconsejado, y si estos niveles se mantienen elevados, a largo plazo el glutamato se filtraría en el cerebro causando y diversos malestares físicos.

El consumo regular de este aditivo se asocia a efectos secundarios tales como mareo, nausea, sudación, debilitamiento, taquicardia y dolor de pecho, entre otros. Y si bien se sigue utilizando masivamente en miles de alimentos procesados, la cantidad de investigaciones a propósito de sus efectos nocivos sigue creciendo. 

¿Cómo no consumir GMS?

Para evitar consumir GMS es importante comprar frutas, verduras y carnes frescas, si es posible de origen  orgánico o de productores locales y evitar lo más posible consumir alimentos procesados. Antes de comprar cualquier producto procesado (salsas, galletas, alimentos congelados y comida chatarra) es imperativo leer las etiquetas.  En ocasiones etiquetan al GMS de otra manera o es uno de los compuestos de: la proteína texturizada, el alimento para levadura, el concentrado de proteína de soya, la gelatina o el nutriente de levadura.

Los alimentos bajos en calorías o los que están enriquecidos con vitaminas, el almidón y jarabe de maíz, el jarabe de arroz y la leche en polvo, también contienen rastros de GMS.

Es importante también las etiquetas de productos no-alimenticios. Algunos cosméticos, jabones, acondicionadores y champús también contienen pequeñas cantidades de este nocivo producto.

Mantente informad@ con lo más actual en nuestras redes sociales, dale ME GUSTA en Facebook o síguenos en TWITTER.

¿Te gustaría ser parte de nuestra próxima edición?

Una revista que forma parte de la vida social de los dos Laredos. Abordando temas de interés para las familias y la comunidad que tiene una vida social activa.

NUEVO LAREDO
(867) 711.9974
LAREDO, TX
(956) 712.9801

ÚNETE A NUESTRO MAIL CLUB

¡Recibe actualizaciones en tu correo!

SUSCRIBETE A LA REVISTA

Recibe nuestras ediciones cada mes!

Haz Click Aqui!