Charlas de Guadalupe Loaeza

Guadalupe Loaeza


Free Melania

2017-05-04

Una de las pancartas que más me llamaron la atención durante la marcha de mujeres en Washington fue en la que se leía: "Free Melania".

Caminando, sin parar entre miles de mujeres que no dejaban de gritar contra la discriminación de género especialmente por parte de Trump, me topé con ella en repetidas ocasiones.

No hay duda, la percepción de la opinión pública de la flamante Primera Dama de Estados Unidos y tercera esposa del Presidente, es que vive dentro de una jaula de oro pendiente del "porche" de la Casa Blanca y que no es libre.
¿Acaso no se veía Melania particularmente compungida en el momento en que el tirano de su marido juraba como Presidente? Durante el evento, en ningún momento se le vio sonreír de verdad, ni en el baile presidencial, ni mucho menos en la recepción que se dio después del baile inaugural.

En suma, sus expresiones eran de miedo, de tristeza o hasta de rabia. Algo me dice que Melania Knauss (su nombre de modelo) guarda muchos secretos.

"Si sufriera un terrible accidente de coche su marido no la abandonaría, siempre y cuando sus pechos resultaran intactos", empieza diciendo el reportaje de Julia Ioffe, de la revista Vanity Fair, en cuya portada, aparece Melania Trump, de 46 años, frente a un plato sopero lleno de joyas y del cual, la ex modelo, enreda en un tenedor una cadena de brillantes como si se tratara de un espagueti.

Hay que decir que el ejemplar de febrero de la revista ha causado mucha indignación entre líderes de opinión y redes sociales, aduciendo que se trata de una gran insensibilidad por parte de la editorial.
El contenido de la entrevista (de seis planas), titulada "El secreto de Melania", habla de cómo conoció a su marido, de su boda, de sus padres, pero sobre todo de su vida pasada en Eslovenia.

"Sevnica, el pueblo ferroviario en el que nació Melanija Knavs (su nombre de nacimiento) en 1970, queda a una hora en coche de la capital eslovena. Aunque muchas personas sufrieron privaciones en la época comunista, los Knavs vivían bien. Amalija Ulcnik, su madre, creaba patrones en una fábrica de ropa infantil y conoció a Viktor Knavs en 1966, cuando éste ejercía de chofer del alcalde de un pueblo cercano".

Al leer lo anterior no pude evitar evocar a la Reina de España, cuyo abuelo también era chofer, pero de un taxi. De alguna manera, tanto Melania como Letizia tienen algo en común, ambas se casaron con hombres poderosísimos que nada tenían que ver con su biografía personal.

Sin embargo, en el caso del padre de Melania, ex miembro del Partido Comunista esloveno, ciertos documentos policiales indican que el progenitor despertó sospechas de comercio ilegal y evasión de impuestos en 1976. 
(Lo condenaron por delito fiscal, aunque no tiene antecedentes penales gracias a las leyes de prescripción del país). Éste es uno de sus tantos secretos.

A lo largo de la entrevista, Melania insiste en decir que Trump (cinco años menor que su suegro), y su padre tienen muchas semejanzas morales y físicas. Ambos son altos, corpulentos, hombres descarados, trabajadores, muy buenos vendedores, inteligentes y competentes.

Y por si fuera poco: "Al igual que le ha sucedido a Donald Trump, las relaciones de Viktor Knavs con las mujeres también lo han llevado a verse envuelto en agresivos pleitos". El hermanastro de la Primera dama, Denis Cigelnjak, afirma: "No tuve oportunidad de decir: Papá, vamos a tomar un café" y agrega que no quiere nada de su progenitor y menos de los Trump.

El presidente de Estados Unidos tiene una forma muy particular de hablar de Melania. En la entrevista que le hiciera en 2005 el showman Howard Stern, le contó: "Nunca le ha oído 'echarse un pedo ni hacer caca', de allí la clave para el matrimonio Trump sea: tener baños separados".

Después de afirmar que Melania es increíble, la describe físicamente de la siguiente manera: "Tiene proporciones perfectas (mide 1.80 m pesa 56 kilos) y unas tetas estupendas, lo cual no es un asunto insignificante".

Nos preguntamos si este tipo de dichos molestan a la Primera Dama. Según ella, su marido monstruo es muy comprensivo: "Si le digo 'Necesito una hora, me voy a dar un baño' o si me dan un masaje, no se opone. En ese sentido me apoya mucho".

¿Y en cuáles otros sentidos no la apoyará? Seguramente en muchísimos. Pobre Melania. Por ello, me uno al hashtag #FreeMelania, un movimiento creado en Twitter.
Al menos que...


¿Te gustaría ser parte de nuestra próxima edición?

Una revista que forma parte de la vida social de los dos Laredos. Abordando temas de interés para las familias y la comunidad que tiene una vida social activa.

NUEVO LAREDO
(867) 711.9974
LAREDO, TX
(956) 712.9801

ÚNETE A NUESTRO MAIL CLUB

¡Recibe actualizaciones en tu correo!

SUSCRIBETE A LA REVISTA

Recibe nuestras ediciones cada mes!

Haz Click Aqui!