Leyes Migratorias

Michelle Quintanilla


Protección de bienes

2017-05-04

En las noticias diario escuchamosde casos de personas que están siendo deportados. 
Indocumentados viven un estado permanente de incertidumbre e intranquilidad.  No saber cuánto tiempo permanecerán en Estados Unidos o qué pasará con sus hijos, su familia, sus bienes...es desconcertante.  
Muchos tienen toda una vida en el país; han acumulado bienes: terrenos, casas, cuentas, coches, deudas.  Se estima que millones de ellos son propietarios de vivienda.  

Frente a la situación actual, algunos han decidido vender sus bienes y regresar voluntariamente, antes de ser deportados.  Pero son la minoría. La mayoría viven el día, con el temor del futuro.  

Frente a la incertidumbre, debemos tomar decisiones. La resolución no tiene que ser salir del país, pero sí prepararse, en caso de una deportación.  Deben planear como proteger sus intereses en Estados Unidos y tomar acción para proteger sus bienes, en caso de ser deportados o tener que salir repentinamente. 

Mientras cumpla con sus obligaciones de pagos, de hipoteca, impuestos, etc., la deportación no afecta sus derechos sobre propiedades.  Usted seguirá siendo el dueño.  Pero, la deportación, en general, implica no poder ingresar a Estados Unidos posteriormente. No poder ingresar al país sí puede afectar sus derechos sobre sus bienes. Puede ser difícil resolver ciertos asuntos, estando fuera de Estados Unidos.  No poder ingresar podría afectar su capacidad de cumplir con pagos; hacer traspasos; rentar o vender propiedades. 

Una opción, para resolver estas situaciones, es establecer un poder legal.  
Una facultad legal es una autorización para que otra persona actúe a su nombre sin necesidad de su presencia o firma.  Permite que la persona, de su elección y confianza, actúe en su representación para cualquier trámite legal, comercial o administrativo que usted especifique.  
Le puede autorizar actuar en su nombre en asuntos relacionados con sus propiedades, asuntos financieros o incluso temas relacionados con el cuidado de sus hijos.
El poder puede ser útil en caso de deportación porque le permite al apoderado mantener sus bienes en orden, pagar cuentas, vender o rentar propiedades, cambiar cheques, aceptar pagos, por ejemplo, sin la presencia del dueño. 

Obviamente, existen riesgos en concederle estos derechos a otra persona.  Aunque las designaciones del apoderado se pueden limitar, modificar o revocar en cualquier momento para que el apoderado pueda cumplir con el propósito, normalmente, se le otorga gran autoridad sobre finanzas y propiedades.  Por esta razón, la selección es crítica.  Debe ser alguien de su total confianza.  Para quienes tienen hijos, padres o conyugues, con un estado legal en el país, ellos podrían ser una buena opción.  

El poder puede ser general;  limitado, enumerando facultades específicas; condicional, entrando en vigor hasta después de un evento determinado.  Puede ser tan amplio o tan limitado como usted quiera, inclusive requiriendoque el apoderado lo notifique a usted u a otra persona, de cualquier toma de decisión.  

Dicen que tener un plan no garantiza nada, pero el NO tenerlo SÍ te garantiza algo: seguir en la incertidumbre.  
En estas situaciones de imprecisión, es crítico preparase.  El poder legal es una opción.


¿Te gustaría ser parte de nuestra próxima edición?

Una revista que forma parte de la vida social de los dos Laredos. Abordando temas de interés para las familias y la comunidad que tiene una vida social activa.

NUEVO LAREDO
(867) 711.9974
LAREDO, TX
(956) 712.9801

ÚNETE A NUESTRO MAIL CLUB

¡Recibe actualizaciones en tu correo!

SUSCRIBETE A LA REVISTA

Recibe nuestras ediciones cada mes!

Haz Click Aqui!