Con final feliz

Jennifer Del Río


Cómo dejar de juzgar

2019-12-03

No es poco frecuente el que caigamos en la crítica impiadosa hacia alguien sin siquiera conocer su persona, ni mucho menos los motivos que existen detrás de la manera en que actúa o de las decisiones que toma. Si algo practicamos con disciplinada constancia es  juzgar a los demás.
Todos somos distintos

Es raro que alguno de nosotros, antes de hablar, nos pongamos a imaginar las vivencias que alguien debió haber tenido en el pasado  o las dificultades que esté experimentando actualmente, que lo llevaron a hacer eso que ahora uno le critica; eso con lo que no estamos de acuerdo, que encontramos repugnante o penoso,  o que pensamos que nosotros hubiéramos hecho diferente. 

Un breve recordatorio aquí: él o ella no son ni usted, ni yo. Ese otro ser humano ha tenido una vida muy diferente a la nuestra en todos los aspectos, por lo que por obviedad las decisiones que tome serán muy distintas. Las decisiones son siempre basadas en nuestros conocimientos, nuestros sentimientos, deseos, cultura y en esa personalidad que hemos ido forjando a través del tiempo y con la influencia de la gente que hemos tenido -y tenemos- a nuestro alrededor. 

No es justo para nadie el pensar que los otros, incluyendo nuestros hijos, familiares o amistades, deberían actuar en determinada circunstancia de la misma manera en que nosotros lo haríamos. 

Por supuesto, es muy difícil comprender esto porque aquí la empatía y la compasión juegan el papel más importante y, en la actualidad es una práctica que hemos dejado a un lado.

Dejar de juzgar nos libera

Dejar de juzgar nos hace libres. Una cosa muy diferente es preocuparse por las decisiones de ese ser querido porque envuelven algún comportamiento destructivo y otra muy distinta es censurarlo sin piedad. Si nos vamos a involucrar en los asuntos de los demás, que sea para ayudar. Si nose pretende ayudar, entonces lo recomendable es ocuparnos de nuestra propia vida y áreas de oportunidad.

Por último, comparto 10 consejos que nos podrían ayudar a juzgar menos: 

1. Pensar antes de actuar 
2. Practicar la compasión y la empatía
3. Recordar que nadie es perfecto
4. Recordar que no somos iguales 
5. Mirarse primero uno mismo 
6. Sentirse bien con uno mismo 
7. Ser abiertos 
8. Pensar que las apariencias engañan
9. Recordar que uno no siempre tiene la razón
10. Pongámonos en el lugar del otro, ¿cómo nos sentiríamos si nos lo hicieran a nosotros? 


¿Te gustaría ser parte de nuestra próxima edición?

Una revista que forma parte de la vida social de los dos Laredos. Abordando temas de interés para las familias y la comunidad que tiene una vida social activa.

NUEVO LAREDO
(867) 711.9974
LAREDO, TX
(956) 712.9801

ÚNETE A NUESTRO MAIL CLUB

¡Recibe actualizaciones en tu correo!

SUSCRIBETE A LA REVISTA

Recibe nuestras ediciones cada mes!

Haz Click Aqui!