Válvula de escape

Válvula de escape

2020-08-10 / OPINIÓN / M. C. Paulina Beltrán del Río

Recuerdo lo mucho que disfrutaba escuchar a mi papá, hablando por teléfono de términos automotrices, en algún momento de su vida el negocio familiar fue una refaccionaria y al escucharlo me iba aprendiendo muchas parte de los carros, ahí fue quizás la primera vez que escuché el término: válvula de escape.

Conforme fue pasando el tiempo, ya en mi trabajo como terapeuta familiar se da ese fenómeno tan especial, que también en muchas otras profesiones suele darse, en donde supuestamente los que prestamos el servicio profesional, terminamos aprendiendo mucho de lo que los pacientes nos comparten de sus vidas.

Y uno de los mayores aprendizajes ha sido la importancia de tener en nuestra vida, una válvula de escape, es decir, ese momento en donde podemos “sacar” el estrés, dejar ir las preocupaciones, muchas veces es un lugar y otras tantas es una reunión, una oración, una terapia, etc. Cada quien en el mejor de los casos, debería tener identificado cuál es el suyo.

La situación actual de la pandemia, me ha llevado a reflexionar sobre lo importante que es, más que nunca tener ese lugar o momento de válvula de escape, donde dejemos “escapar” de nuestro sistema, ese estrés acumulado que todos manejamos debido a la contingencia, si bien es cierto que no podemos ir a muchos lugares como antes, ni disfrutar muchas reuniones, es necesario buscar dentro de estas circunstancias tan especiales, los momentos y lugares donde si podemos ser y sentirnos libres “como antes”, quisiera compartirles algunos que he encontrado:

  • Aire libre: Y así de repente la pandemia, trajo de vuelta, la bicicleta, los patines, el salir a caminar por la cuadra, mojarnos con la manguera, hacer picnics en el jardín,  para los niños jugar con lodo, refrescarse con globos de agua, salir a la galería y tomar el aire (o el calorón).
  • Dentro de casa: cocinar juntos, maratón de películas, juegos de mesa, reuniones sociales por zoom, rezar en familia, leer libros que nos aporten algo bueno a justas vidas, disfrutar alguna serie en la tv.
  • En trayectos al trabajo, súpermercado: escuchar buena música, practicar el ejercicio de agradecer tener trabajo, poder comprar comida para la familia, ayudar en caso de ser posible a alguna persona con necesidad tanto material, o como de alguna mirada o sonrisa que animan el alma.

A estas alturas, habrás reflexionado que la pandemia tiene muchas caras, unas muy dolorosas, desconsoladoras, en sí mismas negativas y a su vez otras  bonitas, positivas e inclusive hasta inolvidables. Sea cual sea la cara que en estos momentos la cuarentena tenga para ti, recuerda que estamos para acompañarnos, apoyarnos entre todos y sobretodo busca en alguna refaccionaría de tu vida,  tu válvula de escape, para disfrutar lo que Sí podemos  SER y HACER durante este tiempo “raro y especial” al mismo tiempo.

 

 

179

Compartir esta nota
Búsqueda
Logo

2016-04-06 / OPINIÓN

Cirugía Plástica

PREGUNTACuántas veces se puede hacer uno la liposucción? Me operé hace seis años y volví a subi...

Logo

2016-04-06 / OPINIÓN

La mujer actual

Es interesante ver los límites que la mujer de hoy ha podido alcanzar y superar. Las mujeres en es...

Logo

2016-04-06 / OPINIÓN

Incongruencias Migratorias

El sistema migratorio de Estados Unidos no es perfecto.  Sus imperfecciones tienen a millones de pe...

Registrese
Reciba noticias diaras en su correo!
Facebook